SEIS CANCIONES POPULARES MONTAÑESAS

 

A raíz de su estancia en la cárcel de Santander, el compositor cántabro Arturo Dúo Vital (Castro Urdiales, 1901-1964) compone Seis canciones populares montañesas (1939), una serie de piano y voz que unen la canción popular montañesa con la música clásica.

A partir de una copia del manuscrito original, sigo las ligaduras dibujadas a mano por el propio compositor y creo una nueva caligrafía que apela al carácter abstracto de la música. Una sucesión de capas que se materializan en una intervención escultórica para el kiosco de la música.

La instalación se compone de ocho textiles translúcidos impresos con las transcripciones de las seis canciones, y de la interpretación con piano y voz de las piezas originales.

· · ·

As a result of his stay in Santander’s jail, the cantabrian composer Arturo Dúo Vital (Castro Urdiales, 1901-1964) wrote Seis canciones populares montañesas, a collection of six piano and voice pieces that links traditional songs and classical music.

As a starting point I work with the ligatures of the musical score and I make different approaches that evolve as drawings, microarquitectures and calligraphies.

From the calligraphies I propose an installation in a bandstand, which is composed by eight translucent textiles printed with the transcriptions of the six songs, a piano and voice interpretation that activates the final display.

SEIS CANCIONES POPULARES MONTAÑESAS

Plaza de pombo, santander 30.08.2019


Dirección del proyecto: Inés García
Soprano:
Mireia Tarragó
Pianista: Carmen Santamaría
Fotógrafos: Josu Zaldibar y Ulfe Piñón
Un proyecto realizado con el apoyo de la Fundación Santander Creativa





SEIS CANCIONES POPULARES MONTAÑESAS

Plaza de la barrera, Castro Urdiales 21.06.2019


Dirección del proyecto: Inés García
Soprano:
Mireia Tarragó
Pianista: Carmen Santamaría
Fotógrafa: Esther Camacho
Un proyecto realizado con el apoyo del Ayuntamiento de Castro Urdiales

SOLO SHOW

Centro Cultural la Residencia, Castro Urdiales 07.06.2019 - 30.06.2019


Fotos: Esther Camacho